5 áreas imprescindibles de tu restaurante que debes cuidar.

Un restaurante es más que buena comida y excelente atención. Se trata de toda una institución gastronómica con sus requerimientos básicos, los cuáles deben ser cubiertos en su totalidad para que todo marche de maravillas.

Cada área de tu restaurante es mundo por explorar. Allí encontrarás diversos aspectos de gran interés para optimizar el funcionamiento general, así como también puntos débiles de atención inmediata. Estos últimos deben ser abordados con la mayor diligencia para evitar daños considerables o algún contratiempo de cuantioso valor económico y logístico.

Disponer de un local con todos sus espacios en excelentes condiciones es sinónimo de éxito. Principalmente porque contribuye al sano desarrollo de la actividad gastronómica sin mayor contratiempos, brindándole a sus dueños desde la posibilidad de obtener un retorno de la inversión en el menor tiempo posible hasta consagrarse como un lugar único e inigualable con un ambiente fabuloso.

Cuidar cómo un bebé recién nacido a cada una de las áreas de tu restaurante es una obligación. Es algo que debes considerar como urgente y no puedes pretender desplazar o dejar para “después”. De hacerlo es posible que enfrentes diversos inconvenientes, debido a todas las implicaciones concebidas dentro de este particular.

En chefonline.com queremos ayudarte al máximo. Estamos conscientes del gran desafío que supone  emprender en el área gastronómica. Se requiere de grandes esfuerzos para alcanzar lo más alto de la cima e imponerse como una opción diferente entre el resto.

Este post va dirigido a todos aquellos dueños de restaurantes o para ti cómo visionario, quién desea tener su propio local. Te enseñaremos cuáles son esas 5 áreas a mantener de forma impecable. Recuerda que es mejor prevenir y no lamentar.

Un buen aspecto del espacio físico es la mejor carta de presentación.

Podrá sonar clasista y excluyente como hemos expresado en artículos anteriores pero la apariencia es sumamente importante. Especialmente en el campo empresarial, dónde lo que vende es la imagen ante el público e incluso se puede considerar como un factor influyente en la toma de decisiones.

Conservar al espacio físico de tu restaurante en buenas condiciones es de vital importante para generar un impacto positivo en  la percepción del cliente. Nadie va a ingresar a un establecimiento con carencias en mobiliario e iluminación, así como también con una entrada desagradable de película de terror.

Un comedor descuidado o una entrada fea e insípida son capaces de ahuyentar a todos los comensales de forma masiva, así como también pueden poner tela de juicio a la calidad de los productos y servicios gastronómicos que ofreces. ¿Quieres esto para tu restaurante? Creemos que no.

Mantener en excelente estado a todas las áreas de tu restaurante es la mejor carta de presentación ante el público. Esto se debe a qué ellos se sentirán atraídos por el ambiente interno de tu local, concibiéndolo como ese pequeño refugio para sentarse a disfrutar de las mejores creaciones gourmet con total desconexión del mundo exterior.

Áreas de tu restaurante que debes cuidar.

Entrada del local:

Trata de mantenerla impecable en todo momento. Así estés ubicado en un mercado popular o cualquier zona de la periferia citadina, debes procurar que sea lo más atractiva para el  público. Principalmente, porque es lo primero que observan los comensales al ingresar a tu restaurante y encontrarse con una entrada sucia o deteriorada es algo extremadamente desagradable.

Zona de facturación:

Evita sobrecargar esta área con posters inadecuados o adornos inservibles.  Bríndale sobriedad con elementos básicos e imponentes según el target de tu establecimiento. En esta área  es menester que se puede acceder a los puntos de pago sin dificultad, debido a que no sólo molesta e incómoda al cliente, sino también ralentiza el trabajo de los meseros y del propio cajero.

Señaliza de forma adecuada a cada una de las formas de pago que recibes, incluyéndoles la posibilidad a los comensales de obtener publicidad gratuita como volantes o folletos con las ofertas y promociones de la semana.

Cocina:

Es una de las áreas más importantes del restaurante y dónde debes hacer mayor énfasis en mantener todos sus elementos e implementos en excelentes condiciones.  Esto se debe a la utilidad de este espacio dentro de la actividad gastronómica, la cual es imposible desarrollar con éxito sin una cocina funcional e idónea para preparar platillos de alta calidad y con rapidez

Procurar que las hornillas de la estufa estén completamente funcionales y revisar las llaves del gas son esenciales para evitar accidentes laborales, dónde las pérdidas humanas puedan ser considerables. También tendrás todas las condiciones para  producir creaciones gourmet de forma óptima.

Otro aspecto a considerar seriamente es el aseo e higiene en estas instalaciones. Es un factor elemental para resguardar la salud de los comensales, debido a que los alimentos deben ser manipulados bajo estrictas normas sanitarias e inducidos al proceso de cocción del mismo modo.

Debes asegurarte que los víveres o productos secos estén ubicados en un lugar seguro con la suficiente ventilación, dónde no les caiga agua ni sean víctimas de cualquier otro factor exterior del ambiente. Si están guardados en sistemas de refrigeración, se aconseja revisar estos equipos frecuentemente para comprobar que se encuentran funcionales, brindándole una temperatura idónea a los alimentos charcuteros y cárnicos que allí se alojan.

Terraza:    

Pocos restaurantes son poseedores esta privilegiada área. Lo decimos así porque disponer de una terraza con vistas es algo maravilloso para los comensales, debido a que podrán disfrutar de sus platillos favoritos al aire libre y bajo un ambiente selecto.

Al estar expuesta a todos los factores climáticos externos es normal encontrarse con rastros de vegetación como hojas o rezagos de monte, así como también visualizar espacios mojados o paredes que han sido afectadas por la humedad.

Encontrarse con esto es muy desagradable para el cliente, el cuál no durará ni un segundo en marcharse o cuestionar su visita a tu establecimiento gastronómico. Darle color con tonos claros e innovadores y de la más alta calidad puede marcar la diferencia.

Estarás dando una nueva imagen y contribuyendo a su óptimo mantenimiento.  Se recomienda realizar una limpieza constante en este espacio, dónde se mantenga en condiciones amenas con la recogida de hojas o cualquier otro rastro de impureza.

Coloca sombrillas en cada mesa o un toldo largo para cubrir todo el espacio, resulta ideal para ahorrarte este trabajo y aumentar el nivel de tu local con una zona exclusiva.

 

Comedor:

Es el último lugar de nuestra lista pero esto no le resta preponderancia al  área de referencia en tu restaurante. Se trata del espacio principal de todo establecimiento de comida, el cuál debe estar tan limpio e impecable como una tacita de cristal.

Aquí debes hacer especial énfasis en la calidad del mobiliario. No puedes pretender que los comensales se sienten en sillas viejas con un tapizado obsoleto en términos estéticos y en condiciones absolutas de deterioro, dónde con un solo mal movimiento es posible que acaben en el piso.

Trata de revisar el estado de todas las mesas, sillas y banquetas para niños de tu establecimiento. Verifica que se encuentren en buen estado para soportar a individuos de dimensiones físicas extraordinarias o con sobrepeso.

También asegúrate de mantener todo limpio al retirarse los clientes de esta área de tu local, debido a que resulta muy desagradable sentarse a comer entre restos de comidas o algún indicio de presencia humana anterior.

 

Cuidar estas áreas de tu restaurante es vital para potenciar tu reputación entre la comunidad gastronómica, quién no dudará en realizar críticas positivas de impacto sobre tu local por sus óptimas condiciones e innovador ambiente. Un lugar mágico para comer o ir a tomarse unas bebidas con absoluto placer.

 

 Saludos de parte del equipo de ChefOnline

Dejar un Comentario