Calidad de atención al cliente en restaurantes

Tan indispensable como los propios alimentos.

Hay detalles que no pueden dejarse en el aire dentro de restaurante, debido a que son ese elemento indicado para hacerle único e inigualable entre los demás establecimientos de comida. Uno de ellos es la calidad de atención al cliente, la cual se constituye como una pieza fundamental para lograr el éxito deseado entre el público.

Nadie quiere ir a un restaurante para que lo traten a las patadas. Es algo que nos molesta y desagrada tanto al punto de salir de allí sin miras a volver jamás. No es cuestión de exigir que se ponga una alfombra roja para los comensales pero si hacerles sentir que su dinero vale y que son especiales para ti.

Recibir al cliente con una grata sonrisa e indicarle que va a pedir de forma amable pueden marcar la diferencia. Son el aliado para que hablen de la apoteósica calidad de servicio que ofreces en tu restaurante. ¿Quieres conseguir una buena reputación de la crítica gastronómica? ¡Trátalos como en casa!

¿Qué tan necesario es brindar una buena atención al cliente en tu restaurante?

La buena comida es importante pero no determinante. Podrás contar el mejor chef del país e innovadoras creaciones para enloquecer a los paladares de tus comensales pero la atención que recibe el cliente en tu restaurante es lo que dictamina sus preferencias.

Brindar una excelente atención al cliente en términos generales  puede hacerte ganar dinero a borbotones, debido a que será ese imán para todas aquellas personas que buscan un espacio para comer como un rey y tratados como un príncipe.

Un restaurante que brinde una atención al cliente de calidad se posiciona como la mejor alternativa en su sector. Es el mejor valor agregado a los servicios gastronómicos que ofrece.

Aspectos a considerar en el protocolo de atención al cliente.

Disposición:

Hacer sentir cómodo al cliente es el objetivo de todo restaurantero. Para alcanzar este propósito es necesario que los empleados tengan una excelente disposición de servicio, la cual se evidencia en el trato que brindan a los comensales del restaurante.

Lo primero que se debe hacer en este caso es ofrecer una cálida bienvenida con una grata sonrisa e indicándole cual es la especialidad de la casa o sugiriéndole que platillo debe ordenar. No se puede estar mirando hacia al piso ni hacer gestos desagradables como mascar chicle al hablar o arrugar la cara.

Se toma la orden con la mayor atención posible e incluso brindarle un completo visual absoluto. Principalmente para transmitir confianza y demostrarle que estás completamente atento a sus exigencias.

Al estar listo su pedido se debe servir de manera inmediata, haciéndole énfasis en servirles a los niños primero. Esto será un punto extra para el comensal, quién lo concebirá como un excelente gesto de amabilidad de tu parte.

Durante todo el servicio es importante que estés atento a todo lo que pueda necesitar en la mesa, retirándoles la vajilla sobrante e incentivándoles a disfrutar de la comida.

Llévales la cuenta lo más rápido posible porque no sabemos que compromisos puedan tener y disponen de tiempo ajustado. Despídete con un cordial saludo y pregúntale que le pareció tanto la comida como la atención recibida en tu restaurante.

Léxico:

Dicen que las palabras sazonadas son la llave para abrir muchas puertas y es cierto. En este caso son el condimento perfecto para cautivar al cliente hasta que conciba a tu restaurante como su punto de referencia para ir a pasar un rato diferente.

El uso de buen lenguaje puede sentar un precedente en la calidad de atención al cliente. El empleado debe dirigirse en un tono hospitalario, dónde se refleje su gratitud por tenerle allí. Esto debe ir acompañado  de palabras mágicas como “buenos días, tardes o noches”, “gracias”, “por favor” y “hasta luego”.

Presencia:

No etiquetamos a nadie porque todos somos seres humanos pero la imagen es lo que vende en todo emprendimiento. Un mesero desaliñado o con un aspecto físico deplorable puede ahuyentar a los clientes.

Ante esto es recomendable que todos tus empleados en el restaurante estén ataviados de forma óptima e incluso con un uniforme puesto, el cuál represente los valores corporativos de tu empresa alimenticia.

 

Gracias de parte del equipo de ChefOnline.

Dejar un Comentario